Este es el tercer intento y necesitamos ponernos de acuerdo en un conjunto básico de reglas y de principios. 

Fue candidato a Gobernador Regional y ahora postula al Consejo Constitucional como independiente en cupo del Partido Socialista. Aldo Valle Acevedo es abogado, académico, ex rector de la Universidad de Valparaíso y ex vicepresidente del Consejo de Rectores. Su madre era guardacruce en La Palmilla, por lo que creció en una casa junto a la […]

Fue candidato a Gobernador Regional y ahora postula al Consejo Constitucional como independiente en cupo del Partido Socialista.

Aldo Valle Acevedo es abogado, académico, ex rector de la Universidad de Valparaíso y ex vicepresidente del Consejo de Rectores. Su madre era guardacruce en La Palmilla, por lo que creció en una casa junto a la Estación de Trenes de La Cruz y terminó su Enseñanza Media en el Liceo de Hombres de Quillota. En la arena política, fue candidato a Gobernador Regional y ahora postula al Consejo Constitucional como independiente en cupo del Partido Socialista.

¿Cómo se gesta esta postulación y que la motivó para aceptarla?

"Básicamente porque un grupo de personas vinculadas orgánicamente al Partido Socialista me lo propuso más de una vez. También algunos estudiantes y personas de otras organizaciones políticas. Y como se trataba de un momento bien importante, tenemos que hacer un esfuerzo por ponernos de acuerdo en el país. No lo logramos en dos procesos ya, porque en el segundo gobierno de la Presidenta Bachelet hubo también un proceso de cabildos y llegó un texto final al Congreso, pero eso no arribó a buen término. Y luego el segundo, que concluyó el 4 de septiembre del 2022, en que finalmente la ciudadanía democráticamente rechazó ese texto de nueva Constitución".

Este nuevo proceso es totalmente distinto en su formato y métodos. ¿Qué opina de eso? 

"El Congreso Nacional dio lugar a una reforma constitucional que convoca a este proceso, de un modo distinto. Por ejemplo, el Consejo Constitucional, al que yo estoy postulando, se va a elegir el día 7 de mayo, pero tiene 50 miembros, no 155, porque se definió según el método que se elige al Senado. En esta región se eligen cinco integrantes. Pero antes de eso ya está trabajando una Comisión de Expertos, que van a proponer un texto, pero el que va a decidir finalmente es este Consejo elegido el 7 de mayo. Tiene plazo para trabajar hasta el 7 de noviembre, porque el 17 de diciembre va a tener lugar un plebiscito de salida, en que la ciudadanía va a tener que -porque será con sufragio obligatorio- pronunciarse si está a favor, si aprueba o no el texto que proponga el Consejo Constitucional. Me refiero básicamente al procedimiento". 

¿Cuáles son sus ideas o propuestas que le gustaría que estuvieran incluidos en el nuevo texto? 

"Este es el tercer intento, entonces, me parece que necesitamos ponernos de acuerdo no en tantas cosas, como se pretendió en el texto anterior, sino en un conjunto básico de reglas y de principios en los que podemos llegar a acuerdos. Si uno quiere ampliar, extender el contenido de la Constitución, ocurre que no es posible generar acuerdos en torno a un número mayor de materias o de asuntos públicos. Por lo mismo, yo propongo que la Constitución no omita ciertos temas fundamentales: que establezca con claridad el conjunto de libertades fundamentales que requieren un Estado y una sociedad democrática y pluralista. Junto con eso, la Constitución necesariamente debe contener también un, conjunto de derechos sociales. No todos los derechos deben tener el carácter de derecho social, pero hay algunos que sí. Esto significa que el Estado tiene una responsabilidad política, que se debe traducir en que el Estado debe garantizar, ya sea, proveyendo directamente ciertas prestaciones: educación, salud, pensiones, jubilaciones, vivienda, porque se trata de unos derechos que tienen un gran impacto en el ciclo de vida de las personas. Dentro de esos está también vivir en paz, en ciudades y calles seguras. Ese también es un derecho básico, fundamental, que el estado debe proveer. Y luego, la Constitución tiene que contener también un sistema político que permita la democracia representativa, con elementos que lo complementen de una mayor participación y control de la ciudadanía, para que el sistema político no pierda la sintonía con la sociedad. Otro contenido fundamental es que la Constitución tendrá que establecer los procesos y las instituciones necesarios para la descentralización. Vivimos en un país muy centralizado y eso inhibe y retrasa el desarrollo". 

¿Cómo espera que sea el texto constitucional que entregue este nuevo proceso?

"La prioridad para mí dice relación, en primer lugar, con la urgencia que tenemos de darnos una Constitución que represente un conjunto de acuerdos sustantivos. Siempre el objetivo de toda Constitución, en todo momento histórico, es finalmente concordar unas reglas fundamentales de la convivencia política, económica, que los países necesitan".

Copyright © 2024 Todos los derechos reservados Desarrollado por Creativastrog
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram